Menú

Carta de un abuelo a su nieto

Hoy queremos compartir contigo esta carta que le escribió un abuelo a su nieto como regalo en esta época navideña. ¿Estás listo para conocer todo lo que contiene? ¡Sigue leyendo!

Querido nieto,

Estamos en Navidad y sé que eres tú la persona más emocionada de la familia. Es que viene el Niño Dios, te dan regalos y siempre hay mucha comida deliciosa para compartir. Entiendo tu emoción y la comparto, pero yo ya estoy viejo y no sé muy bien cómo bailar de la felicidad.

Espero que en esta época puedas recordarme lo que se siente volver a ser niño. Quiero sentarme en el piso contigo a abrir los regalos y quiero disfrutar de cada instante juntos. Quiero que abramos el carro a control remoto que te regalaron tus papás y que hagamos una carrera… Ya sé que me vas a ganar porque estás lleno de energía en tu juventud, pero no sé qué haría sin la motivación que me das cada día.

Quiero recordarte un par de cosas que tal vez ya sepas, pero no estoy seguro de que las tengas tan presentes. Es que la vejez me ha enseñado cosas que desearía haber sabido desde que era pequeño como tú.

Sé que nadie aprende por experiencia ajena, pero no pierdo nada si intento enseñarte esto:

  1. La familia es para siempre: a veces te enojas con mamá cuando ella intenta bañarte y tú quieres seguir todo sucio de tierra y a veces te enojas con papá cuando no te deja ver más televisión. Sé que te enojas y te pones triste, pero chico, los papás son las personas que más te adoran en la vida y están haciendo lo mejor que pueden con las herramientas que tienen. Ellos siempre van a estar para quererte y guiarte.

  2. No te creas todo lo que dicen: es fácil ser crédulo y es fácil ir por la vida con la mirada mediocre de quien nada se cuestiona, pero te advierto de una vez que esa es la mirada de los que pierden la capacidad de sorprenderse demasiado pronto. Cuestiónate todo, no obedezcas si no parece lógico, no te creas todo lo que te dicen por ahí. Tienes un cuerpo y una mente muy poderosos, ¡úsalos!

  3. Ama con más fuerza y, cuando creas que no puedes más, ama mejor: es que el amor es la fuerza más poderosa del universo. En el amor todo lo podemos y con amor todo es posible. No ahorres amor. No te quedes con palabras sin decir y con abrazos para dar. Entrégate todo, que eres infinito. 

  4. La vida nos da lo que necesitamos, no lo que queremos: esta lección me tomó muchos años entenderla. Yo iba creyendo que el mundo era injusto… pero luego entendí que no se trata de la injusticia, sino de entender que las cosas que nos suceden y las personas que conocemos son las que necesitamos en ese momento. Puede que no lo entendamos, pero nada sucede por casualidad y debemos ser eficientes cuando se trata de dejar el deseo de controlarlo todo porque el universo ya tiene escrito nuestro destino.

  5. Cree en algo: no importa en qué. Puedes elegir una religión, la ciencia, una espiritualidad… escoge algo y aférrate fervientemente. Cree en algo. Pero empieza por creer en ti.

Feliz Navidad, mi pequeño. Espero que no sepas aplicar ninguno de estos consejos porque eres apenas un niño y sé que en tu camino irás gestionando tus propios aprendizajes, pero espero también que los atesores con mucho celo, porque estos pequeños consejos pueden ayudarte a salir de lugares oscuros sin tener tanto miedo.

Te amo, mi pequeño nieto.

Feliz Navidad,

El abuelo.

Dirigido a:

HOMBRES

Comentarios

Whatsapp