Menú

Clasificación de úlceras por presión

Las UPP, úlceras por presión, son unas lesiones en la piel o tejidos subyacentes, que pueden producirse por una presión prolongada en un mismo punto. Las personas que pasan muchas horas en la misma posición porque tienen condiciones físicas que limitan su capacidad de movimiento, corren mayor riesgo de sufrirla.

¿Cómo se clasifican las úlceras por presión?

Clasificacion ulceras por presion

La clasificación de las úlceras por presión se hace según el tejido cutáneo que comprometa, esto quiere decir que se clasifica de acuerdo a la profundidad de afectación de los tejidos de la piel.

Las úlceras por presión presentan un aspecto clínico que va variando a lo largo de su evolución. Inmediatamente antes de la formación de una úlcera por presión, aparece en el área expuesta al riesgo una zona de presión, la cual se observa clínicamente como un eritema que blanquea al hacerle digito-presión.

Conozcamos los  diferentes tipos de úlceras por presión:

Úlcera por presión grado 1

Cuando la zona de riesgo NO es liberada de la presión en un período de aproximadamente 2 horas, esta zona se convertirá en una úlcera por presión grado 1, Eritema no blanqueable Epidermis - dermis Hipodermis: TCS Tejidos profundos. La cual clínicamente se presenta como un eritema que no blanquea a la presión. También puede observarse como una mancha morada o violácea persistente.

Úlcera por presión grado 2

La úlcera por presión grado 2 se caracteriza por comprometer tanto la epidermis como la dermis (las dos primeras capas de la piel). Al observarla se puede ver el tejido rojizo con pérdida de la integridad de la piel, lo cual puede presentarse como ampollas o como una laceración superficial.

Úlcera por presión grado 3

La úlcera por presión grado 3 compromete además de la dermis y la epidermis, el tejido celular subcutáneo (tejido graso). Se caracteriza por que drena un líquido seroso o purulento cuando está infectada.

Úlcera por presión grado 4

Las úlceras por presión grado 4 son lesiones tan profundas que comprometen tejidos como músculo, hueso, tejido cartilaginoso, vísceras, y demás estructuras que sean sometidas a presión. Es frecuente observar tejido necrótico.

Úlceras por presión: causas

La principal causa para la aparición de esta lesión es la presión prolongada en un punto de la piel, pero existen algunos problemas de salud que pueden empeorarla.

  • Alteraciones motoras o sensoriales.

  • Problemas respiratorios.

  • Estados de conciencia alterados.

  • Problemas nutricionales.

  • Lesiones cutáneas.

Zonas de riesgo en la piel

La piel puede ulcerarse en cualquier punto, pero existen algunas zonas de mayor riesgo debido a que son el soporte del peso corporal en las diferentes posiciones (decúbito supino, prono, lateral o sedente). De esta manera, de acuerdo a la posición en la que se encuentre la persona, los sitios de mayor riesgo para formar una úlcera por presión son donde está la prominencia ósea.

Si bien es cierto que la cintura pélvica es la zona con mayor probabilidad de presentar úlceras por presión, es importante tener presente que toda la superficie corporal está expuesta a este riesgo.

Se ha observado que los pacientes con compromiso de la vía aérea tratados con máscaras de ventury, cánulas de oxígeno y ventilación mecánica no invasiva, presentan con frecuencia úlceras por presión causadas por estos dispositivos sobre los pabellones auriculares, los labios y otras zonas de la cara.

Lo mismo sucede con pacientes con sonda nasogástrica, sonda vesical permanente, sondas a tórax, férulas, tracciones, inmovilizadores, entre otros. Es por ello importante tener siempre presente que cualquier elemento que rodee al paciente puede ocasionar presión continua y con ello una úlcera.

Otras zonas de riesgo para la piel:

Pabellones auriculares nariz, mejillas, labios, encías, paladar, muñecas, genitales externos y manos.

Cuidados para pacientes con úlceras por presión

En algunos casos las cremas pueden ayudar a prevenir las úlceras por presión, como la Crema Protectora Zinc de TENA, esta aísla la humedad, calma y restaura la piel enrojecida.  Además, tiene muchos beneficios, como:

  • Aísla la humedad.

  • Calmar la molesta sensación de quemaduras superficiales y enrojecimiento en la piel.

  • Combinar las propiedades antioxidantes del Zinc que ayudan a curar la piel y a sentirla más fresca.

Cuando conocemos la fisiopatología de las úlceras por presión y la vulnerabilidad de los pacientes, podemos implementar un adecuado plan de cuidados con miras a prevenir la formación de éstas.

Dirigido a:

CUIDADORES

Comentarios

Whatsapp