Menú

¿Has escuchado hablar sobre la hiperplasia prostática? ¡Todo lo que debes saber!

Sabemos que la próstata es una glándula masculina que debe ser monitoreada con regularidad por el médico, para estar atentos ante cualquier anomalía y poder reaccionar a tiempo, pero ¿además del cáncer de próstata conoces otras enfermedades que puedan afectarla? ¡Aquí te contamos sobre la hiperplasia prostática!

¿Qué es la hiperplasia prostática?

Antes de empezar, ¿recuerdas cuál es la función principal de la próstata? Es la glándula encargada de producir parte del líquido que transporta los espermatozoides durante la eyaculación.

Durante la vejez, es muy común que la próstata se agrande y es esto lo que se conoce como hiperplasia prostática. Una condición benigna que puede presentar síntomas molestos, pero tratables.

Síntomas de la hiperplasia prostática:

Entre un hombre y otro, los síntomas pueden variar, aquí te contamos sobre los más comunes que pueden ir empeorando con el paso del tiempo:

  • Dificultad para vaciar la vejiga por completo.

  • Goteo después de orinar.

  • Flujo de la orina débil o intermitente.

  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia, especialmente en las noches.

  • Necesidad de orinar con urgencia.

También se puede presentar pérdidas de orina leves a manera de gotas, es decir tipo rebosamiento. Si este es tu caso, te recomendamos utilizar un producto especializado, nuestros Protectores Masculinos TENA Men que tienen una tecnología que neutraliza los olores y absorben rápidamente los goteos de orina, discreto y anatómico, ideal para hombres activos.

Es importante saber que en casos más severos, la hiperplasia de próstata puede ocasionar retención urinaria, lo cual es motivo de hospitalización y colocación de sonda vesical.

Causas:

Aunque aún se desconoce con certeza cuáles son las causas, la hiperplasia prostática puede estar relacionada con:

  1. El envejecimiento.

  2. Cambios en las células de los testículos.

  3. Alteración en los niveles de testosterona (hormona masculina)

  4. Variación en el equilibrio de las hormonas sexuales.

¿Cómo prevenir la hiperplasia prostática?

Aunque no se puede prevenir al 100% sí existen algunos hábitos que te ayudarán a hacer más leves los síntomas. Aquí te contamos algunos de ellos:

  1. Mantener un peso adecuado.

  2. Elegir una dieta saludable, que incluya muchas frutas y verduras y un bajo consumo de grasas.

  3. Realizar actividad física regularmente.

  4. Evitar el consumo excesivo de calcio a través de suplementos, a no ser que sea recomendado por el médico.

  5. Mantenerse hidratado, tomando mínimo 1 litro y medio de agua al día.

Aunque la hiperplasia prostática es común en todos los hombres, es importante que estés atento a los síntomas y visites a tu médico con regularidad. No olvides hacer una evaluación oportuna y periódica de la próstata para detectar los cambios a tiempo y recibir un tratamiento, si es necesario. Recuerda que en TENA nos preocupamos por tu bienestar y tenemos un producto para cada necesidad. ¡Vive una vida plena con TENA!

123

Inscríbete a nuestro contenido

Recibe información especializada según tu necesidad y conoce todos los beneficios que TENA te ofrece.

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS